El oso que esconde el logo de Toblerone

El contenido oculto de un logotipo, la singularidad que muestra, puede hacer que lo destaque del resto. En otros post hemos hablado del espacio negativo, aquí te traemos otro claro ejemplo, un chocolate que empezó a comercializarse por allá en 1908.

El Toblerone proviene de Berna, Suiza, conocida como la ciudad de los osos. En el logo puedes apreciar el Monte Cervino, una montaña ubicada entre la frontera de Suiza e Italia. Si te fijas bien podrás ver entre las formas que dibujan la montaña una silueta de un oso.

Esta chocolatina que lleva además de chocolate, miel, nueces y avellanas tiene un envoltorio característico en forma de prisma triangular, se vende en más de 122 países. Su nombre se debe a un acrónimo entre el apellido de su creador Theodor Tobler y el turrón.

Te puede interesar leer:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies