Errores en el diseño y uso de logotipos

En el diseño de logotipos podemos caer en una serie de errores que podemos evitar si tenemos en cuenta los siguientes puntos. Espero que mis consejos te ayuden para que el resultado de tu logo sea el mejor posible, tanto si contratas a un diseñador profesional como si quieres hacerlo tu mism@.


¿Crear un logo online o contratar un diseñador de logotipos profesional?

Aplicaciones para crear logos del tipo «hazlo tu mismo»

¿Estás pensando en crear un logo tu mism@? Las aplicaciones para hacer logos están bien si queremos crear un logo para un pequeño proyecto, proyectos que estamos empezando, o para probar ideas, pero no para proyectos importantes. Son útiles si no disponemos de presupuesto o como solución temporal si ni siquiera sabemos si vamos a continuar con el proyecto. Podemos encontrar aplicaciones para crear logos gratis online como LogotipoGratis.com y otras aplicaciones con precios bastante baratos.

Contratar a un diseñador de logos

Sin duda es siempre la mejor opción. Si tu proyecto es importante, ni te lo pienses, lo mejor que puedes hacer es contratar a un diseñador de logotipos. Hay diseñadores económicos que son una buena opción si no tienes mucho presupuesto. Por lo general son diseñadores que están empezando o llevan poco tiempo. Eso no significa que el resultado vaya a ser malo. Por ejemplo puedo decirte que el logotipo de Nike fue creado por una estudiante de diseño. Incluso puedes tener suerte y encontrar buenos diseñadores con precios interesantes. Eso sí, busca a diseñadores que tengan formación en diseño.

Por otro lado hay diseñadores con experiencia especializados en el diseño de logotipos, identidad y marca. Estos diseñadores requieren de una mayor inversión de dinero por tu parte pero trabajarás con expertos y obtendrás resultados de calidad, ya no solo por el diseño en sí, sino por la metodología, investigación, técnica y asesoramiento. Aportan mucho valor añadido, más de lo que puedas pensar.

Hacer un logo parecido al de tu competencia

Tener un logo parecido al de tu competencia puede hacer que te confundan con ellos y eso no es bueno (o por lo menos casi nunca). Diferénciate de los demás, tu logotipo es tu identidad. Algunas empresas utilizan el color como un elemento potente para diferenciarse. Lo podemos ver en los bancos o en los partidos políticos, unos eligen el color azul, otros el rojo, el naranja,.. todo ello para ser distintos a la competencia y que nosotros asociemos el color con la marca. Claro, eso funciona cuando no hay mucha competencia y cada uno puede ‘apropiarse’ de un color.

Diseño incoherente ¿que transmite tu logo al que lo ve?

Un diseño incoherente es un diseño que puede crear confusión y por lo tanto no funcionar bien o incluso llegar a crear rechazo en algún aspecto. Hay muchos casos de logotipos que parecen incoherentes y sus marcas han tenido mucho éxito y es que en definitiva en la creatividad no hay reglas, pero intenta que el diseño de tu logo sea coherente con su función y con lo que representa. Si tu empresa es de transporte no tiene mucho sentido que el logo sea por ejemplo una tortuga porque puede interpretarse que son lentos. Es un ejemplo, aunque hay cosas que funcionan y otras que no. Vemos casos como Apple que usa una manzana en su logo, algo que se relaciona mejor con marcas del sector de la alimentación que con el sector de la tecnología, y sin embargo es una marca de éxito.

Un logotipo complejo, muy detallado o saturado de elementos

Opino que lo mejor es diseñar un logotipo sencillo, sin muchos elementos, sin pasarse con los detalles. No lo cargues con cosas que no son necesarias, funcionará mejor, se verá mejor. Los logotipos complejos, cargados, pueden tener problemas para usarlos en determinados medios y soportes. Un logo o símbolo sencillo es algo que será fácilmente recordado, y si su diseño es bueno, perdurará.

Elegir una mala combinación de color o usar muchos colores en tu logotipo

En cuanto a los colores, mi recomendación es que mires ejemplos del uso del color en logotipos de marcas conocidas y que uses esas combinaciones. La elección de los colores es importante, no te la juegues. Puedes leer este artículo sobre el significado de los colores en los logos.

Usar muchos colores no siempre es adecuado, puede resultar cargado, «carnavalesco» o «poco serio». Lo habitual es usar 1, 2 o como máximo 3. Esto es relativo claro, hay logotipos con muchos colores que son geniales, pero piensa bien cuantos colores quieres usar en tu logo y sobre todo que combinen bien.

Que tu logo no funcione en un solo color

Además del logo principal, debes tener una versión de tu logo en un solo color (normalmente se presenta en negro aunque luego se cambie). Si vas a hacer un sello de tinta, tu logo se verá en un color. Otro uso de la versión en un solo color es para ahorrar costes. Si imprimimos muchas cajas o bolsas a un solo color ahorraremos costes. También se usa la versión en un solo color para hacer grabados en metal o madera, o para recortar la forma de tu logo por ejemplo en plástico. Si tu logo se ve bien en en la versión de un solo color, los grabados por ejemplo se verán también bien.

Elegir una tipografía inadecuada para tu logo

Elige una tipografía que funcione bien con tu actividad, que siga el estilo del conjunto, que transmita lo que quieres transmitir, que tenga personalidad. Si es para una actividad relacionada con niños pues seguramente te interesará una tipografía infantil, divertida. La tipografía tiene que funcionar bien con el resto del diseño de tu logo. Por ejemplo si tu empresa es de tecnología y has hecho un diseño moderno y actual no tiene mucho sentido poner una tipografía gótica o romana ¿no? Lee este artículo sobre los tipos de tipografía y sus usos.

Usar muchas tipografías en el diseño de tu logotipo

Como norma general utiliza 1 o 2 tipografías en tu logo. No necesitas más. Una para el texto principal, otra por si tienes un eslogan y ya. A no ser que sea para algo muy determinado y creativo. Añadir muchas tipografías en mi opinión no funciona bien.

Saturar un logo con efectos tipo sombra, degradados, brillos, etc.

No cargues el diseño de tu logo con muchos efectos tipo sombras, brillos, etc. si no es realmente necesario y vital para tu diseño. Y menos si no lo hace un profesional. Puede originar que no se vea bien, que no se lea bien. Piensa en que también vas a necesitar una versión sin tanto efecto para según que usos. Si necesitas una versión de tu logo en un solo color piensa como se verá sin tanto efecto. Un diseño limpio siempre funcionará mejor en distintos medios y soportes. Las empresas y marcas que usan este tipo de logos, por ejemplos las marcas de coches, también tienen otras versiones más sencillas de su logo para según que usos.

Poner un nombre muy largo en tu logo

Si el nombre de tu empresa es muy largo puede que tu logo no funcione bien, puedes tener problemas si quieres usarlo en determinados soportes, por ejemplo en las redes o en espacios pequeños de una web o un folleto. Una opción es tener una versión reducida del nombre usando las inciales, crear un monograma o usar un acrónimo. Elimina texto innecesario. Si tienes un eslogan úsalo solo cuando lo necesites y tengas espacio suficiente y ten otra versión del logo sin el eslogan para espacios reducidos. Muchas marcas usan unos símbolos (isotipos) tan potentes que no necesitan poner el nombre, solo con ver el símbolo se las reconoce de sobra.

Desequilibrio y mala distribución de los elementos de tu logotipo

¿Tiene el texto de tu logo un tamaño demasiado grande comparado con el resto del diseño? ¿Y el símbolo donde lo pongo? ¿Se ve raro el conjunto?

No es que haya una regla general para esto, pero en este punto si que te recomiendo ver ejemplos de la estructura que siguen los logos de las marcas conocidas. Busca un equilibrio, mira las proporciones, mira que espacio ocupa cada cosa. Mira ejemplos y síguelos.

Que tu logo no funcione bien en espacios pequeños como en móviles, redes sociales y otras plataformas

Hoy las redes sociales, aplicaciones y dispositivos como los móviles requieren de logotipos que funcionen bien en espacios pequeños. En estos sitios podemos usar el símbolo de nuestro logo, también conocido como isotipo. Un ejemplo de isotipo es la manzana de Apple. Hay una tendencia a crear y usar estos símbolos como identidad sin tener que poner el nombre de la empresa, de por sí son fácilmente reconocibles ( la M de Mcdonald’s, el símbolo de Nike…) Otra opción es crear una versión corta del logo para estos usos.

El logotipo se ve mal, pixelado o borroso

Es muy frecuente ver que la gente usa imágenes de su logo con poca calidad. En otras palabra el logo se ve mal. Utilizar una imagen pequeña y ampliarla no es la solución, no se va a ver bien. Tienes que tener imágenes de tu logo con calidad suficiente y en distintos tamaños para evitar que se vea pixelado o borroso cuando lo amplies.

No alargues, estires, encojas, en definitiva distorsiones tu logo cuando lo uses. Se tiene que ver siempre igual o parecerá poco serio.

Usar imágenes (fotografías) en tu logo

Usar imágenes en el diseño de tu logo

Usar una fotografía o una imagen tipo .jpg en tu logo no es una buena idea. No es como debería ser un logo. Puedes tener problemas primero con los derechos de autor de la imagen, segundo porque al ampliar el logo puede verse pixelado o verse mal. Un diseño profesional se realiza en formato vectorial, que es un formato que no pierde calidad y se puede ampliar sin distorsiones o cambiar el color de los elementos para los usos que vayamos necesitando. De los formatos vectoriales podemos crear imágenes del logo (.jpg, .png, etc.) en distintos tamaños y calidades.

Diseñar un logo sin investigar

Antes de ponerte a diseñar o contratar a un diseñador, piensa bien que es lo que necesitas o quieres, mira ejemplos, mira diseños de logos en internet, de tu competencia o del sector. Piensa donde vas a usarlos, que color, que elementos debe incluir, y que elementos no. Investiga y analiza como debe ser tu logo.

Que tu logotipo no sea versátil

Los logotipos se usan en multitud de medios y soportes. El logo debería funcionar bien en todos ellos. No siempre es así y por eso las empresas rediseñan sus logos o crean versiones reducidas o adaptadas de los mismos. Imprenta, aplicaciones móviles, webs, rotulación de vehículos, grabados, serigrafía… ¿qué uso vas a darle a tu logo? Define primero tus necesidades y prioridades porque de ello puede depender que funcione mejor o peor tu logo.

Tu logo no gusta, es soso o es un poco «raro»

En este punto me refiero a que tu logo no tenga mucha aceptación entre tus clientes, trabajadores, etc. Tener un logo que guste y que se entienda, es tener mucho a tu a favor. No hagas diseños de logos «raros» que solo entiendas tú y que encima no le guste a nadie. Pregunta, pide opiniones a tus trabajadores, clientes, familia y amigos sobre los diseños, a ver que les parece. Y por supuesto que te guste a tí.

Intenta que tu logo tenga algo interesante, ingenioso o que llame la atención.

Tu logo necesita renovarse

No te aferres a tu logo si sabes que necesitas actualizarlo o cambiarlo, bien porque está anticuado o porque no funciona bien. Las empresas rediseñan sus logos para mejorar, aportar frescura y motivación. El mejor momento para el cambio en el diseño del logotipo es cuando la empresa afronta cambios importantes, una nueva etapa. Puedes actualizarlo manteniendo la esencia del diseño original o también puedes optar por cambiarlo del todo. Un cambio radical puede crear algo de confusión en tus clientes porque no reconocerán el logo, al menos al principio. Tienes que comunicar que has renovado el logo a tus clientes. Muchas veces cambiar o actualizar el logo es por necesidad, por ejemplo ahora vemos que muchas empresas se dan cuenta de que sus logos no se ven bien en los móviles, o en las redes. Por otro lado si tu logo funciona bien, tiene un buen diseño, deberías pensar si realmente necesitas cambiarlo o dejarlo como está.

Conclusión

La mejor manera de evitar errores es tomar como referencia diseños de logotipos de marcas conocidas y analizarlos ya que son diseños hechos por profesionales y agencias. Puedes investigar logos de tu sector, de marcas de otros países, etc. Aunque tengas muy claras tus ideas, escucha siempre a diseñadores y expertos en diseño y si puedes trabaja con ellos. También puedes empezar por crear un logo tu mismo y después contratar a un diseñador cuando tengas las ideas más claras.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies