Historia de los logotipos o logos

Históricamente podemos decir que siempre se han utilizado símbolos y marcas gráficas para representar la identidad, la propiedad o el origen.

Elementos visuales de identidad que pueden definirse como los primeros logotipos. Los hemos visto en simbólos religiosos, banderas, en el marcaje de los caballos, sellos, marcas grabadas en objetos cerámicos, en las monedas, las firmas características de los pintores en los cuadros, etc. Ya en el Neolítico, el hombre utilizaba pictogramas para representar las cosas. Los pictogramas son dibujos que intentan representar un animal, un árbol,.. con lo cual podemos decir que desde siempre se han utilizado elementos de representación que de alguna manera identifican al autor, a un grupo, etc. Los jerogllíficos egipcios son el tipo de escritura más antigua que se conoce, y de donde procede la actual, nuestro alfabeto. Los egipcios utilizaban dibujos para comunicar, empleaban figuras como animales, el sol, plantas, la tierra,.. aunque no siempre con una relación directa dibujo – significado, y sí mucho más profundo y desarrollado, por ello el considerarse como escritura. Los ideogramas, pictogramas, logogramas, fonogramas utilizan símbolos, figuras, para transmitir información, para representar hechos, identidad, propiedad, palabras, todo con la intención de comunicar. Otro ejemplo de la escritura figurativa es la de los jeroglíficos mayas o hititas. También podemos pensar en la edad media. Los escudos heráldicos y las banderas representaban a la familias, la nobleza, un reino, etc.. Son elementos de identidad, de la misma forma que hoy podemos ver que los logotipos representan o identifican a una empresa. El uso de logotipos o marcas con fin comercial históricamente ha sido utilizado por artesanos, panaderías, cerveceros, comerciantes,.. para indicar a las personas quien era el fabricante del producto. Antes de 1800 las personas eran en su mayoría analfabetas y era necesario utilizar logotipos para que éstas distinguieran los productos. Pero es en la revolución industrial cuando el uso de los logotipos empieza a adquirir mayor importancia de cara al consumidor. Con la invención de las máquinas se pasa a la fabricación en serie de productos, se fabrica más cantidad, se llega a mercados más grandes y hay más competencia por lo ello la necesidad de diferenciarse, de identificarse. Es la necesidad de que la gente sepa la procedencia del producto, que se recuerde, y que se sepa quién lo fabricó. Así cuando alguien buscaba un producto en especial, buscaba el sello, marca o logo en cuestión y no se llevaba otro parecido. Estamos hablando de la importancia de la reputación de los talleres, fabricas, comerciantes… Con la invención de la imprenta se llega a más personas y es cuando entra en escena la publicidad y la importancia del diseño de logotipos para representar a las marcas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies