La apasionada historia del emblema de Rolls Royce

Rolls Royce es una representación del lujo y elegancia, una marca con la que muchos mandatarios y nobles se identifican y utilizan en sus actos oficiales.
Pero ¿cuál es la historia de la escultura que se levanta sobre el capó de cada Rolls Royce?

Una figura alada que recibe el nombre de “Espíritu del Éxtasis”.

La historia comienza allá por el año 1880, y tiene como protagonista principal de esta historia a John Douglas Scott Montagu, un político conservador inglés, pionero en el desarrollo y en la expansión de la industria automovilística.
Montagu se alistó en la Fuerza Aérea al estallar la Primera Guerra Mundial y más tarde se convirtió en Asesor de Transportes en la India, país que por aquel entonces pertenecía al Imperio Británico. Se casó con Lady Cecil Kerr y luego con Alice Pearl, las dos mujeres de familia noble.

Pero es en este momento donde esta historia se vuelve más dramática. Resulta que Montagu quiso a sus mujeres, pero no tanto como a su joven secretaria personal, Eleanor Velasco Thornton, una joven aspirante a actriz.

John y Eleanor se convirtieron en amantes durante muchos años, se quisieron en secreto. Pero ahora, ¿qué tiene que ver Montagu con Rolls Royce? Pues como comenté al principio era un pionero de la industria automotriz y empezó a frecuentar ferias relacionadas y acabó entablando estrechas relaciones con diferentes casas automovilísticas, entre ellas Rolls Royce.

Por 1900, era una moda distinguir a los automóviles con algún tipo de emblema, así es que Montagu encargó al escultor Charles Robinson Skyes una figura para su Rolls Royce, era un conocido de Montagu y uno de los pocos testigos de la secreta y apasionada historia de amor que mantenía con Eleanor. Así es como Eleanor Velasco Thornton, se convirtió en la modelo de esta estatuilla. En la primera aproximación del emblema, la mujer aparecía con el dedo índice sobre la boca, en representación a ese amor prohibido, a esta primera escultura se la llamó “The Whisperer” (“El Susurro”).

Posteriormente, otra segunda escultura aun inspirada en Eleanor, la figura se inclinaba hacia adelante a la vez que echaba los brazos hacia atrás y sostenía una especia de capa, es así como nació “The Spirit of Speed” (“El Espíritu de la Velocidad”) que más tarde pasó a llamarse “The Spirit of Ecstasy”.

Al principio las estatuillas medían 18 centímetros de alto y se realizaban en metales blancos, con el tiempo se redujo a poco más de siete centímetros. Siempre se han hecho de forma artesanal, de modo que cada pieza es única.

Te puede interesar leer:

2 comentarios en “La apasionada historia del emblema de Rolls Royce

  1. Hola David! Nos alegra que te guste el sitio, gracias por pasar por aquí y contarnos tu experiencia con el uso LogotipoGratis.
    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies