¿Sabías que Toyota no siempre fue Toyota?

Toyota nació como un verdadero desafío para Kiichiro Toyoda, su padre un exitoso fabricante de telares en Japón retó a su hijo a producir automóviles con la misma excelencia de su propia industria. Es así que los fondos de la compañía automotriz venían de la venta de patentes de un telar automático a una empresa americana.

Kiichiro aceptó el reto. Pero primero aplicó una idea que hoy en día es una tradición en Toyota, “observar”. Estudió minuciosamente las líneas de producción americana y sus coches.

Así en 1936 nació el modelo AA, el primer coche, un diamante en bruto de la historia japonesa, de la división Toyoda Automatic Loom Works, con el nombre de su fundador.

Pero ¿cómo es que pasó de Toyoda a Toyota? ¿Y por qué?
El modelo AA fue presentado con el logotipo de Toyoda.

Pero la nueva división necesitaba una nueva identidad y en 1937 se organizó un concurso para buscar un nuevo nombre a la compañía. Y así es que se llegó a Toyota Motor Co. Porque en japonés, Toyota, se escribe con ocho trazos. En Japón el ocho es considerado un número “de la suerte”.

También se diseñó un nuevo logotipo, una representación del espíritu de la compañía. A primera vista destaca la T, representada de forma original, dado que contiene tres óvalos que interactúan entre sí. Cada óvalo representa:

  • El corazón del cliente.
  • El corazón de los productos.
  • La expansión global a la que aspira la empresa.

Aunque el grupo Toyota es más conocido hoy en día por sus automóviles, aún está presente en los negocios textiles y siguen fabricando telares automáticos y máquinas de coser eléctricas que están disponibles mundialmente.

Te puede interesar leer:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies